VISITA NECESARIA.
(Ramón Acuña Carrasco).

Importante y necesaria visita a San Antonio cumplió la Comisión de Ordenamiento Territorial del Consejo Regional de la V Región presidida por el Consejero UDI, don Manuel Millones, e integrada por los Seremis de Vivienda, Salud y Medio Ambiente y la Secretaria Técnica del Consejo, doña Raquel Cabrera, para conocer en terreno inquietudes planteadas por organizaciones ciudadanas locales respecto a emplazamiento de productos químicos peligrosos en Área Urbana de San Antonio a pasos del centro administrativo comunal, colegios, cárcel presidio y asentamiento habitacional de Barrancas, lo inmediatamente más cercano al núcleo del almacenamiento en cuestión considerado con antecedentes científicos objeto de accidente por terremoto, tsunami y cualquier otro evento e imponderables detonantes de trágicas consecuencias.

El Comando Ciudadano por los Derechos de San Antonio expresó su posición de exigencia del cumplimiento de las disposiciones contenidas en Planes Comunal e Intercomunal de Desarrollo que instruyen sobre el trato a dar a sustancias peligrosas en el Área Urbana y de rechazo a modificaciones del uso del suelo vía seccionales presionadas por intereses económicos que vayan en contra del bien común. Del mismo modo planteó la necesidad de orientar el crecimiento del puerto hacia el mar como se hace en importantes puertos del mundo y su preocupación ante la instalación de depósitos de asfalto en frío y en caliente en la salida turística hacia el Norte, léase Camino a Cartagena, y la intención de incursionar con similares propósitos hacia el fundo El Piñeo, la reserva verde de Llolleo, lo que dejaría encajonada y sin entorno civilizado a una población que se anuncia no inferior a 200.000 personas en el mediano plazo. Denunció la concreción de estos objetivos con la tristemente conocida práctica de los hechos consumados.

Después de haber sido analizadas las documentadas exposiciones de los convocantes por los representantes de los organismos regionales asistentes, con clara visión de los problemas planteados, se dio inicio a la visita a terreno empezando por la playa de Llolleo donde pudo constatarse la acelerada y drástica transformación que Epsa está ejecutando en ese pulmón histórico llolleino y de la comuna, depositario de identidad y prestigio en tratamientos de afecciones cardíacas que lo hiciera conocido en todo el mundo. La impresión fue de estar frente a un feudalismo desatado en acción sobre un bien común de uso público y lugar de pesca chinchorro necesaria para el sustento de familias lugareñas. Desde la intervenida alta marea se continuó hacia la ubicación del terreno adquirido por Codelco para el almacenamiento del ácido sulfúrico y su amenazante y riesgosa cercanía con el centro urbano de Barrancas, justificándose ampliamente la alarma que provocan al Comando Ciudadano por los Derechos de San Antonio los avasalladores proyectos en camino.

Una necesaria visita al borde costero cuya alteración avanza sin control ni consideración alguna al medio ambiente.

Sn Antonio, Septiembre de 2012.